Picaduras de Ácaros: Cómo identificarlas

Las picaduras de ácaros podemos confundirlas con las de otros insectos

Existen algunos ácaros que habitan en los humanos y otros que no, pero todos somos vulnerables a las picaduras de ácaros. Por lo general los ácaros se transmiten de humano a humano y la infestación empeora si el portador tiene un sistema inmonológico débil. Además a los ácaros les encanta vivir en sitios poco higiénicos y concurridos para buscar a su presa: los humanos y animales.

¿Realmente los ácaros pican?

 

Claro que los ácaros pican, o como diríamos también, muerden a humanos y animales. De hecho, por más increíble que parezca hay personas que presentan síntomas de las picaduras y otras no. No obstante no todos los ácaros pican ni generan ronchas ni erupciones; el mejor ejemplo serían los ácaros en la cama, más concretamente los ácaros del polvo. Estos ácaros provocan alergias y asma pero sin llegar a picarnos.

 

¿Cuáles son los síntomas de las picaduras de ácaros

Por lo general veremos erupciones, ronchas, sarpullido, úlceras, ampollas, costras y picazón en la piel. Dicho esto último, por más picor que podamos sentir, no debemos rascarnos porque la infección podría empeorar.

picaduras de acaros

 

De hecho los piquetes o picaduras de ácaros se ven como una pequeña roncha con una inflamación leve y lo más seguro es que pensemos que son picaduras de otro insecto.

 

Todos tenemos ácaros en la piel, ácaros en la cara y ácaros en las pestañas

 

Aunque suene grotesco, los ácaros nacen, se reproducen y mueren en nuestra piel y se alimentan de la grasa que desprendemos. Los ácaros más comunes que habitan en nuestra piel son los ácaros de la sarna, los ácaros del polvo y los ácaros de la cara y pestañas.

Los ácaros de la sarna cuando nos muerden producen sarpullido y picor intenso, debido a que se introducen en la capa  superior de la piel haciendo una especie de cueva. Estos ácaros se encuentran en la ropa de cama, toallas, camas, sofás y muebles y transmiten por contacto de persona a persona.

Además todos tenemos también ácaros en la cara y en algunos casos pueden causarnos irritación leve. De hecho se dice que los problemas de la piel rosácea están muy relacionados los ácaros en la cara. Por lo general los ácaros de la cara escogen como su hogar las orejas, las cejas la nariz, las mejillas, y la frente.

picaduras de acaros

 

En las pestañas también tenemos ácaros, que pueden provocarnos irritación y descamación en los pápados conjuntivitis debido a su posición privilegiada cerca de los ojos. Los ácaros de la cara y pestañas suelen ser de la especie Demodex y la irritación que nos causan suele ser la dermatitis.

Además las zonas preferidas de los ácaros serán donde haya más humedad y calor, estableciéndose en cualquier parte de nuestro cuerpo, ¡hasta en los genitales!

 

Los ácaros que muerden y sus picaduras son diferentes

 

No todos los ácaros que viven en nuestra piel pican, y contrariamente hay ácaros que no viven en nosotros pero que sí nos muerden. Un ejemplo de esto pueden ser los ectoparásitos, que suelen estar en los animales como las aves, roedores, perros y gatos. A continuación mencionaremos los ácaros que pican más comunes.

 

Picaduras de niguas

 

Las niguas, o ácaros de la cosecha son larvas de ácaro de color rojo. Las picaduras de niguas causan intenso picor y ronchas en la piel. De hecho las heridas que nos producimos al rascarnos pueden causarnos infecciones y fiebre. Estos insectos abandonan nuestra piel después de unos días dejando una roncha roja con un picor y escozor intensos. Estos ácaros no excavan en la piel, sino que sus picaduras son en la superficie.

Para poder calmar este picor e hinchazón se recomienda ducharse con agua caliente y jabón frotando la zona dañada, de esta forma nos aseguramos que las niguas se vayan de nuestro cuerpo. También el mercado existen medicamentos de venta libre que calman el picor para que evitemos rascarnos. No obstante si no tenemos estos medicamentos podemos ponernos hielo en la zona.

picaduras de acaros

Por lo general las picaduras de nigua se curan una semana después pero las molestias pueden durar más tiempo, por lo que recomendamos igualmente ir con un médico porque hay casos donde es necesario aplicar esteroides para calmar los síntomas.

El clima favorito de las niguas es primavera y otoño y aman los climas húmedos como bosques, lagos, ríos, o donde hay muchos roedores. Si vamos de excursión a uno de estos sitios lo mejor es usar repelente de insectos con la mayor cantidad posible de N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET) así como aplicarlo sobre la ropa dos días antes de usarla. Este repelente no es aconsejable usarlo en menores de 2 años.

 

Picaduras de ácaro de la sarna (Sarcoptes scabiei)

 

Estos ácaros nacen, se reproducen y mueren en nuestra piel, y sus picaduras nos causan sarna, también llamada escabiosis. Estos ácaros escarban en la piel y la sarna nos provocará erupciones y un intenso picor. Lo más recomendable para tratar esta afección es ir al médico que nos enviará antihistamínicos para aliviar el picor y el dolor de las picaduras. Adicionalmente nos recetará corticoides para calmar la inflamación producida por las picaduras de los ácaros de la sarna. En caso de que corramos el riesgo de contraer una infección más grave, lo más probable es que el médico nos envíe antibióticos como tratamiento.

picaduras de acaros

Si queremos usar alternativas más naturales podemos utilizar aloe vera y cúrcuma. Una de las maravillas del aloe vera es que tiene propiedades antibacterianas, mientras que la cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

 

Otros ácaros que pican

 

Los ácaros que pican a los humanos por lo general nos provocan dermatitis, y suelen ser ectoparásitos provenientes de mascotas, aves o roedores. También están los ácaros que se encuentran en plantas o alimentos almacenados como granos o cereales.

Primeramente los ácaros de los roedores, conejos, perros y gatos pueden picar a los humanos. Así mismo los ácaros de los pájaros suelen morder a personas que manejan pollos vivos o que tienen aves como mascotas o que tienen nidos de aves en su jardín. Finalmente están los ácaros de los puercos que pican a los humanos, y suelen contraerse en las granjas.

 

Ácaros que no pican

 

picaduras de acaros

Los ácaros del polvo no pican, pero son los culpables de que tengamos alergias e incluso asma si no prevenimos su proliferación. Los ácaros del polvo aman la oscuridad, el calor y la humedad por lo que el cochón, la ropa de cama, las almohadas y los muebles de tela son sus lugares favoritos.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *